Search for content, post, videos

Adiós lonjas ¡sin cirugía! (sí es posible)



¿Estás delgada… pero las lonjas no ceden? We hear you, sister! Los love-handles –también conocidos como muffin top– no tienen nada de adorables, ¡al contrario! Son n-e-c-i-o-s. Podríamos hacer todas las dietas del mundo, dormir 12 horas al día, correr 10 km diarios, ¡y esas lonjas seguirían intactas!

Cuando el descanso, la dieta y el ejercicio no son suficiente, llega el momento de darle una oportunidad a la aparatología. Pero no de cualquier tipo; no queremos que gastes una semi-fortuna en 10 paquetes de 5 sesiones de tratamientos que, si bien funcionan, no ofrecen resultados duraderos.

En nuestra experiencia, hay tres terapias que sí funcionan y funcionan muy bien (como la Sección Amarilla 😋): 1) la criolipólisis, 2) las lipoenzimas y 3) el ultrasonido focalizado.

Entrevistamos a la doctora de Skinklinik Med Spa Santa Fe, Marisol Rondón Romero, para que nos explicara la diferencia entre ellas: “Crio es frío y pólisis es destrucción de la grasa, por lo tanto, criólipolisis quiere decir destrucción de la grasa a través del frío. Hay diferentes equipos de diferentes marcas; unas pellizcan la grasa, otras la aplastan, pero al final hacen lo mismo”.

 

via GIPHY

 

“En Skinklinik ofrecemos el Cool Shaping, un tratamiento a base de frío, indoloro, no invasivo y ambulatorio. La sesión dura aproximadamente una hora por zona (abdomen, brazos, muslos, espalda), y al terminar, el paciente puede realizar su rutina normalmente”, ahondó la especialista originaria de Cuba.

Esta tecnología no es que literalmente destruya la grasa, sino que ‘mata’ los adipositos. “Se colocan los aplicadores en las zonas donde se encuentre el tejido graso localizado, donde lo que ocurre es una apoptosis o muerte celular, ya que el adiposito no soporta temperaturas tan bajas (aprox. -8ºC). Al cabo de 8 o 12 semanas, la reducción promedio es de 3 a 5 cm, dependiendo del organismo y el sistema linfático”.

Otro tratamiento también súper efectivo son las lipoenzimas. “Es una tearapia donde se usan tres tipos de enzimas: 1) hialuronidaza, para dismiuir la retención de líquidos; 2) lipaza, para promover la quema de grasa, y 3) colagenaza, para favorecer la creación de colágeno nuevo”, especificó la médico de la clínica, que cuenta con siete sucursales en Monterrey, una en Saltillo y una en la Ciudad de México.

“Estas enzimas se pueden utilizar combinando las tres, en el caso de la reducción de tejido graso localizado, o de forma individual, en el caso de las bolsas de los ojos, donde sólo se inyecta la hialuronidaza, o en cicatrices, donde sólo se aplica la colagenaza”, explicó Rondón.

 

via GIPHY

 

Mientras que una sola sesión de Cool Shaping es suficiente, se requieren tres de lipoenzimas. “La sesiones son cada 15 días, que es lo que tardan en actuar en el organismo. En ese tiempo la reducción promedio va de 2 a 4 cm. Es un tratamiento muy efectivo con un nivel de dolor tolerable”.

Por último, pero no por ello menos sensacional, está el liposonix, un equipo muy novedoso que elimina la grasa utilizando la tecnología de ultrasonido focalizado de alta intensidad. “Con este la energía llega directamente al tejido subcutáneo de la piel, donde se localiza la grasa, y la destruye sin dañar los tejidos anexos”, dice Rondón, quien enfatiza lo importante que es hacer una valoración médica primero para saber si la persona es o no candidata a este tratamiento (esta valoración es SIN costo).

El aplicador del Liposonix se coloca en el área a tratar –abdomen y/o muslos– durante 60 minutos; en este tiempo los pacientes refieren una sensación de calor, hormigueo o piquetes. Posteriormente comienza la fase de desinflamación, en la que el cuerpo elimina la grasa de manera natural.

Los resultados finales se aprecian a partir de las 8 o 12 semanas, tras las que se reduce aproximadamente una talla (entre 2 y 5 cm). ¿Mencionamos que sólo se requiere UNA sesión? #AWESOME

PARA MÁS INFORMACIÓN: 
SkinKlinik Med Spa
Tel. 81 1234 1737
www.skinklinik.mx