Search for content, post, videos

Los anillos de sello están de regreso



Por la naturaleza de los hombres, su estilo no se traduce en el uso de muchos accesorios que digamos, y menos de joyas, pero si tenemos que destacar algún accesorio masculino sin duda alguna serían los anillos.

Los anillos de forma de  sello siempre han sido un signo de riqueza y estatus: una forma literal de vestirse y sentirse una persona llena de poder, sobre todo si se usa  en los meñiques, como usaba llevarse desde la época de los reyes a banqueros, papás y hasta la era de los mafiosos.

Así que tal vez represente una gran sorpresa para ustedes que estén regresando a la moda en este momento, por otra parte, tal vez no. Los trajes a rayas vuelven, los relojes de oro, también lo han hecho. Y al igual que esas prendas, los anillos de sello es para todos en estos días, ya sea que tengan un fondo de cobertura y un escudo familiar o no.

Si desean usar algo tan ostentoso como un anillo de oro con una cabeza cubierta de serpientes de la mitología griega esa es otra cosa. La mayoría de los hombres se resisten a buscar oro, plata, bronce o cualquier otro metal precioso, ya que generalmente, las joyas masculinas clásicas suelen ser diseños sobrios.

Los anillos de sello, sin embargo, son mucho más fáciles de usar que la mayoría de las piezas. No es necesario que sean un terrateniente para que las puedan llevar el sus manos.

¿De dónde vinieron?

Érase una vez, la gente solía enviar cartas, scritas a mano, enviadas por correo. Antes de que a un genio se le ocurriera la idea de los sobres autoadhesivos, dicha correspondencia solía sellarse con cera. Y para eso, necesitaban una herramienta para hacerlo.

Los anillos de sello, se usaron para sellar y firmar documentos, y se remontan al siglo IV A.C. en el Antiguo Egipto.De hecho, estos sellos a menudo se consideraban más notables que una firma, y ​​Eduardo II ordenó que todos los documentos legales en el siglo XIV fueran sellados con su anillo de sello.

¿Qué buscar?

Cuando busquen el anillo de sello perfecto, consideren tanto el metal como el peso, estos a menudo determinan el aspecto final y deben complementar su propio estilo personal.

La plata y el oro durarán más tiempo, al igual que un diseño limpio y simple. Eso no significa que no puedan gastar menos, simplemente no se sorprendan cuando haya una mancha verde en su piel.

¿Cómo usarlos?

Combinarlos con otros accesorios es la parte difícil. Eso no quiere decir que las diferentes piezas no pueden funcionar en tándem, pero un desliz puede traer varias consecuencias de estilo.

Puede elegir combinar su anillo de sello con otros anillos, pulseras, marcuenillas o relojes, pero siempre deben combinar el metal y el estilo.Pueden llevar un anillo en la mano derecha y complementarlo con una alianza en el lado opuesto.

Los relojes bimetálicos, los que cuentan con una combinación de dos metales en la caja y la correa, se pueden usar con seguridad con cualquier material. Solo asegúrense de que el metal de su reloj sea exactamente igual al de su anillo de sello.

Éstos anillos son en sí mismos un estilo particular de joyería, por supuesto, pero eso no significa que sean todos iguales. Las piezas suelen diferir en tamaño, el estilo de la cresta ysi se incrustan piedras preciosas. Depende de qué tan audaz estén dispuestos a ir.

Los diseños más pequeños y sencillos son populares, ya que son menos perceptibles, pero los diamantes añadidos son duraderos y elegantes.

Un anillo redondo u ovalado es un clásico,  y resulta ser bastante fácil de usar y al mismo tiempo se adapta a casi todos los estilos personales. Al mismo tiempo en este tipo de forma es mucho más fácil incrustar una piedra o grabar un escudo sin necesidad de tener que manipularlo mucho.

Los anillos que tienen una forma cuadricular, en los que hay un frente rectangular en lugar de uno más redondo, son un pivote sutil de la norma, sin cambiar radicalmente lo que es un anillo de sello. En esta forma es mucho más popular la incrustación de las piedras preciosas, no siempre tienen por qué significar rubíes, esmeraldas o algún otro diamante que pueda cegar con la luz.

Las rocas moderadamente lustrosas, como el ágata pulida, son una alternativa más simple que combinará perfectamente con su reloj y su guardarropa por más amplio que sea.

La mayoría de los hombres solo opta por una piedra preciosa, esto por dos motivos muy sencillos, el primero es que los diamantes son caros, sin mencionar los difícil de encontrar, y lo segundo es que mientras más piedras se le pongan al anillo mas pesados serán y será más incomodo de usar en las manos.

Sin embargo como lo hemos platicado, esta tendencia es meramente cuestión de gusto y de estilo; si sienten que puede ir con ustedes, hagan la prueba y utilicen uno y vean como se sienten, si después del pequeño experimento no están al cien por ciento convencidos déjenlo a un lado y prueben con un reloj o una pulsera.

El chiste es que se sientan cómodos con lo que están usando, sin importar que tan grande o pequeño sea.