Search for content, post, videos

Cocinar con cerveza, el nuevo must de la cocina

Muy pocos aprecian las herramientas culinarias que se esconden dentro de cada botella de cerveza: azúcar, agua y burbujas; cuatro componentes que solo requieren una comprensión básica para usar en la cocina.

Debido a que las enzimas en la cerveza descomponen la fibra, se convierte en un ablandador poderoso para la carne y el pescado, mientras que el azúcar se combina para crear un sabor agridulce. Y debido a que el agua en la cerveza mantiene la comida húmeda y su azúcar se carameliza en reacción al calor, el uso de cerveza  agrega una dulzura a nuez y un color marrón oscuro.

La cerveza también es un excelente líquido para cocinar. Los franceses del norte y los belgas usan cerveza, un poco de tocino y cebolla picada para cocinar a fuego lento. Los alemanes lo usan en pasteles y sopas.Y los panaderos de todo el mundo sustituyen la cerveza por leche o agua en panes, pasteles y rosquillas porque las burbujas ayudan a fermentar el producto final.

Pero lo mejor de cocinar con cerveza es que con un poco de intuición es difícil arruinarlo. Solo confíen en sus papilas gustativas.

Costillas estofadas con cerveza

Un costillar es el mejor plato a base de cerveza de todos los tiempos. Cualquier corte funciona: falda, rabo, costillas y también es importante considerar una cerveza que no sea demasiado amarga.

Ingredientes
2 tazas de Cerveza
1 – 2 cucharadas de aceite de canola
Costillas cortas de carne
Sal kosher
3 cebollas medianas y rebanadas
1 cucharadita de pimienta blanca
Setas porcini
Mostaza de Dijon

Precalienten el horno a 300 °. Calienten el aceite en una sartén. Sequen las costillas,  agreguen sal generosamente y doren por los 2 lados. Agreguen las cebollas, hojas de laurel, granos de pimienta y las setas. Viertan suficiente cerveza para llevar el líquido a aproximadamente 3/4 de la carne. Cubran la sartén parcialmente con una tapa, colóquela en el horno y cocine a fuego lento durante 2 horas.

Viertan el líquido a través de un colador en una sartén por separado, reservando las cebollas. Dejen que el líquido hierva a fuego lento. Esto creará una corriente de convección, causando que la grasa forme una capa en la superficie lejos del calor. Elimina la grasa a medida que se acumula.

Dividan la carne y las cebollas entre 4 tazones, luego vierta un poco de líquido en cada una. Servir con mostaza Dijon ea un lado.