Search for content, post, videos

Balenciaga presenta una colección de piezas exclusivas para caballeros

Muy pocas personas conocían el nombre de Demna Gvasalia antes de que fuera nombrado como el sustituto de uno de los diseñadores más famosos del mundo, Alexander Wang.

Fue justamente cuando Gvasalia quedó al frente de la Maison de Balenciaga, cuando el mundo volteó a verlo con asombro, debido a que se impuso rápidamente como la mejor opción para llevar las riendas de la dirección artística, ya que el diseñador destaca por su dominio de la tecnología y los conocimientos y la cultura de la moda.

Así es como en esta temporada sale a La Luz una colección de Balenciaga, la cual está compuesta por algunos de los nuevos clásicos de la casa y una serie de piezas logotypées asumidas de forma deliberada.

En solo tres colecciones masculinas al frente de Balenciaga, a Demna Gvasalia se le atribuye haber reoxigenado todo el panorama de la moda al establecerse como una de las fuerzas motrices de la moda masculina.

La última sorpresa que dio a la industria fue un desfile del Bois de Boulogne, inspirado en el día a día,  para paseos familiares, y un guardarropa a las influencias que se encuentran en algún lugar entre los años ochenta y principios de  los noventa, creando el concepto de “Dadcore”, contracción paterna del término normcore.

 En su pasarela anterior, el diseñador hizo una demostración de la vida de la oficina, la observación diaria de los ejecutivos de Kering donde se encuentra el estudio Balenciaga, plasmando en sus prendas lo que significaba trabajar en el mundo de los negocios..

Acaba de llegar a las tiendas la nueva colección, la cual se ha convertido en un éxito.La marca la ha dado a conocer mediante una cápsula de 24 piezas, con el mismo credo: una serie de clásicos reinventados, desde bombers a la famosa parka invernal, a través de una perfecto etiquetado con un look vintage, una serie de sudaderas con capuchas y camisetas con frases..

La impresión de la palabra“Sinners” aplicada a las piezas es el slogan de esta colección ultradeportiva, lo que demuestra una vez más que la moda de Demna Gvasalia es una alegoría viviente de los tiempos.