Search for content, post, videos

Cosas que haces mal si trabajas desde casa



El trabajo en casa, también conocido como home office es una práctica que se populariza en más empresas que buscan alternativas beneficiosas para ellas y sus empleados.

De acuerdo con un estudio realizado por la empresa de tecnología Citrix Systems, se estima que para 2020 el 29% de los empleados trabaje de manera remota. Actualmente el 24% de las empresas han adoptado estilos de trabajo móviles, utilizando los diversos dispositivos disponibles para que sus empleados desempeñen actividades sin estar físicamente en una oficina.

Trabajar desde casa parece de inicio muy atractivo, nos imaginamos en pijama frente a la computadora, con toda la comodidad que nos ofrece nuestro hogar, evitando horas perdidas en el tráfico, estrés y los gastos que derivan de trasladarnos a la oficina y comer fuera de casa.

Sin embargo, hacer home office no es tan sencillo y no es para todos. Para que el trabajo en casa sea productivo y exitoso debe haber ciertas condiciones favorables, además el empleado requiere de competencias específicas.

5 desventajas

Distracciones peligrosas.

 Lograr concentrarse y ser productivos ya es todo un reto en la oficina, que se supone es un lugar acondicionado para facilitar a las personas desempeñar un trabajo. Tu casa no siempre es el mejor lugar para trabajar sobre todo si hay grandes distractores como la televisión, los amigos,  tu pareja o tus hijos pequeños; trabajar en casa requiere disciplina y un espacio tranquilo que funcione como oficina.

No establecer un ambiente laboral.

Tal vez un horario de 9 a 6 de lunes a viernes no es flexible para muchos, pero trabajar media hora en un proyecto y después lavar los platos puede ser una tentación peligrosa cuando se hace home office. Para aprovechar la libertad al máximo es necesario establecer horarios y reglas para separar tu vida personal de tu vida laboral, de lo contrario terminarás trabajando a media noche: “al fin y al cabo estás en casa”. Un desorden en tus horarios podría traerte más desventajas que beneficios a largo plazo.

Tiempo en familia ¿de calidad?

No tener que acudir a una oficina no quiere decir necesariamente que pasaremos más tiempo de calidad en familia. Estar en casa nos permite ocuparnos de otras actividades, pero la demanda del trabajo puede hacer que no tengamos tiempo de disfrutar a los hijos o a la pareja por atender pendientes. Una vez más la disciplina y la organización son clave.

El soporte técnico corre por tu cuenta.

Cuando estás en la oficina y algo falla con tu equipo de cómputo sólo tienes que llamar al encargado de Soporte para obtener una solución, pero cuando trabajamos desde casa las fallas técnicas son nuestro problema y aunque la empresa ofrezca asistencia, perderemos mucho tiempo.

Menos relaciones laborales ¿son tan malas?

En la vida laboral las relaciones humanas son de gran importancia, en ocasiones surgen problemas con un colega o el ambiente de la oficina es tenso. Sin embargo, también hay una parte disfrutable y motivante del contacto humano en el trabajo, como un amigo, un mentor o una actividad en grupo.