Search for content, post, videos

Descubre el reloj concepto que se hizo realidad



Un reloj diferente para un estilo innovador. La colección Freaks de Ulysse Nardin es irreverente en todos los sentidos, mecánicamente y estéticamente alcanza un nivel de proeza que lo distingue del resto en cualquier vitrina del mundo.

Por muchos años buscaron alcanzar algo que solo estaba en la imaginación, hoy es una realidad que rompe moldes, la colección Freak destruye lo convencional y nos invita a disfrutar de la libertad. Este año el Freak se reinventa e incorpora nuevas mejorías que solo se habían concentrad en el reloj InnoVision2. Una de ellas es la rueda de volante en silicio ultraligero con contrapesos en níquel y micropaletas de autorregulación y un nuevo diseño de caja ultra fina cubierta por cristal abombado.

¿Qué distingue al Freak? 

La manera de dar las horas, no tiene manecillas, sin embargo, trabaja a través de su propio movimiento baguette, un “carrusel volante” que gira en torno a su propio eje. Ahora bien, los componentes del diseño han cambiado, este año se presenta con un nuevo puente superior tallado tridimensionalmente se inspira en el casco de un barco.  El nuevo cristal zafiro abombado permite afinar la parte central de la caja y el bisel. Y por último, la propia caja es nueva – las asas, el bisel, el caucho en el lateral – lo que le otorga al reloj un aspecto mucho más abierto y generoso.

Ulysse Nardin, una marca pionera 

Si hablamos de Ulysse Nardin es imposible pensar en relojería suiza tradicional y clásica, no, ellos siempre van más allá. Obviamente tienen modelos clásicos como el Tourpilleur, pero en sus entrañas hay hazañas mecánicas que le dan un gran valor en términos de funcionalidad y precisión. En general apuesta por la investigación y desarrollo de novedades que aportan a la mejora relojera.

Recordemos que fue la primera marca en utilizar el silicio (2001), hoy, es un maestro en el diferente uso, por ejemplo, al soldar directamente el silicio -otra primera patente- con elementos en níquel macizo para crear una rueda de volante increíblemente ligera. También cuenta con micropaletas flexibles en silicio para estabilizar la amplitud y mejorar de manera considerable su precisión.

Otras novedades técnicas son:

El sistema de carga automática “Grinder”, que revoluciona la transmisión de energía siendo dos veces más eficaz que los sistemas anteriores. El “Grinder” aprovecha incluso el más mínimo movimiento de la muñeca. La masa oscilante está conectada a un marco con cuatro brazos, lo que permite al sistema automático tener el doble de fuerza (como una bicicleta que estuviera equipada por cuatro pedales en vez de dos) mientras que un mecanismo de guiado flexible limita considerablemente la fricción.

El Escape Constante Ulysse Nardin se basa en el principio de mecanismos flexibles, aprovechando la elasticidad de los muelles lámina. Presenta un escape de fuerza constante fabricado completamente en silicio, y un marco circular con una horquilla que se mueve sin fricción. La horquilla está fijada en el centro y se apoya sobre dos pequeñas micropaletas.  Montadas perpendicularmente entre sí, están sujetas a una fuerza de flexión que las curva y las mantiene en un estado biestable. El resultado es un balance de energía positivo que mantiene las oscilaciones de la rueda de volante a una velocidad constante sin la influencia de la variación de par del espiral.

Precio: 95,000 CHF (Aproximadamente 1,995,000 pesos)