Search for content, post, videos

El nuevo lujo es el capital intelectual



Considerar las nuevas tendencias globales del mundo de los negocios es primordial para emprendedores que anhelan al éxito.

Nuestra economía se basa cada vez más en el conocimiento, entender el concepto de capital intelectual y saber cómo mantenerlo en la empresa puede ser un diferencial para alcanzar el éxito.

No todo el mundo comprende este concepto, pero la verdad, es importante para generar riqueza para los emprendimientos.

Entiende el concepto de Capital intelectual

Actualmente para destacarse en el mercado es necesario explorar el conocimiento en los negocios, ya sea individual o colectivo.

Es preciso valorar el capital intelectual, que es el conocimiento capaz de generar dinero.

Puede ser visto como la innovación, creatividad, valores, motivación e inteligencia, adquiridos y utilizados para agregar valor a los productos y servicios.

No faltan razones para comenzar a invertir en este tipo de conocimiento, que puede ser organizado en tres capitales:

  • Capital humano: conocimiento, creatividad y habilidad de los empleados de una empresa.
  • Capital estructural: bancos de datos y procedimientos de una organización.
  • Capital del cliente: valor de la franquicia y las relaciones entre las empresas con personas y organizaciones a las cuales vende.

Cómo mantener el capital intelectual

Diferentes tipos de empresas tienden a diferenciarse en virtud de cómo utilizan el conocimiento adquirido.

Hacer gestión del conocimiento en una empresa no es una tarea simple. Diversas acciones deben hacer los administradores, incluyendo dar valor al capital intelectual.

Sin embargo, un buen comienzo puede ser enfocarse en las personas involucradas en el negocio.

La importancia de las personas

Factores conectados a la gestión de personas están entre los que generan capital intelectual en las empresas y, por eso, son claves para sacar provecho del conocimiento.

Las acciones de recursos humanos que buscan el valor de los empleados e incentivan la innovación, por ejemplo, pueden ser buenas opciones.

Pon en práctica acciones

Aprovecha para poner en práctica algunas acciones de recursos humanos que tienen el objetivo de incentivar nuevas ideas y la utilización del conocimiento adquirido por los empleados para agregar valor a la organización.