Search for content, post, videos

Guía para los zapatos masculinos 2

La semana pasada enlistamos aquí los pares de zapatos que no pueden faltar en el clóset de ningún hombre que respete su look. Pero nuestra guía para acertar en cuanto a calzado no se queda ahí. Hay otros tips generales que no puedes dejar de tomar en cuenta por nada del mundo.

  1. Los zapatos deben ser siempre más oscuros que tus pantalones. Este criterio es adecuado para ocasiones formales, de negocios o casuales. Los zapatos negros van con casi cualquier cosa (excepto pantalones azul marino, aquí es preferible usar zapatos cafés o color vino). Si tus zapatos son del mismo color que tu pantalón, siempre deben ser, al menos, un tono más oscuros.
  2. Los calcetines deben ir coordinados con los zapatos en lugar del pantalón, esto es infinitamente mejor que usar colores que contrasten.
  3. La regla clásica: los zapatos deben ser del color que tu cinturón.
  4. Nunca, jamás, uses sandalias con calcetines (uno pensaría que esto es obvio pero luego se encuentra con cada sorpresa).
  5. Si vas a usar sandalias, dedícale un rato al cuidado de tus pies (además, te sorprenderá lo bien que esto se siente).
  6. Ahora, cuando vayas a comprar zapatos, es mejor apostarle a los estilos más conservadores que seguro podrán ser más atemporales, las modas pasan.
  7. Cuando vayas a comprarlo, también es importante que te enfoques en cómo te quedan más que si el estilo te gusta. ¿De qué sirven unos zapatos increíbles que serán muy incómodos?
  8. Vale la pena que inviertas el dinero necesario en los zapatos: además de que son la prenda que seguramente tendrá un uso más rudo, también es probable que te duren más tiempo y son un elemento clave en tu outfit.
  9. Jamás uses botas vaqueras con trajes.
  10. Piensa bien en tu elección de outfit cuando uses tenis, hay ciertos elementos (como los pantalones holgados) que de plano le dan una tendencia completamente desafortunada a tu look.
  11. Si vas a comprar tenis para correr tómate tu tiempo e inviértele lo necesario, tus tobillos y rodillas te lo agradecerán. Pruébalos para caminar antes de salir con ellos, para evitar malas sorpresas.
  12. Reemplaza tus tenis para correr cada seis meses, al menos.