Search for content, post, videos

Más guapo (sin bolsas de Bichat) en 20 minutos



Y de pronto “las bolsas de Bichat” se pusieron de moda. ¿Pero qué son?

Entrevistamos al doctor Francisco Pérez Chávez para que nos explicara bien a bien en qué consiste este procedimiento, para quién está indicado, qué puede salir mal y qué resultados se pueden esperar.

Así que antes de agendar tu cita con el cirujano para ser el siguiente galán del momento, ¡sigue leyendo!

“Las bolsas de Bichat son, valga la redundancia, unas bolsitas de grasa que se encuentran en las mejillas. El procedimiento para removerlas es muy sencillo y lo que se logra al hacerlo es reducir lo redondo de la cara. En otras palabras, provoca el efecto que todo el mundo busca cuando se toma una ‘selfie’: afilar el rostro desde los pómulos”, explica el cirujano plástico por la UNAM.

via GIPHY

Con un costo de $15,000 pesos, el doctor Pérez Chávez asegura que es un procedimiento indicado para la mayoría de las personas. “No es una cirugía complicada, claro que tiene riesgos, pero teóricamente todo el mundo se la puede hacer. Sin embargo, si tienes la cara sumamente delgada yo no lo recomendaría porque puede llegar a verse poco estético. Los pacientes que mayor indicación tienen son obviamente los que tienen la cara redonda y/o los cachetes prominentes”.

¡Ojo! Antes de poner tu boquita en manos de cualquiera, asegúrate que el doctor tenga conocimiento, experiencia y sus papeles en regla. “Lo ideal es ir con un cirujano plástico certificado, que somos los que estamos capacitados para hacer este procedimiento. Hoy en día hay muchos médicos y odontólogos haciendo usurpación de especialidades, lo cual no es nada bueno”, dice nuestro entrevistado, quien además de ser miembro de la AMCPER (Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva), está certificado por el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica.

 “La extracción de bolsas de Bichat es un procedimiento sencillo con resultados impresionantes”.- Dr. Francisco Pérez Chávez, fundador de PlasticSurg.

¿Para quiénes está prohibida esta operación?, le preguntamos al experto. “Para cualquier paciente que tenga una enfermedad crónica no controlada y para quienes tengan alteraciones con la coagulación; fuera de ahí, todo el mundo es candidato”, reitera Pérez Chávez. “Yo sugiero que se haga a partir de los 18 años para que ya haya un desarrollo facial completo; en cuanto a edad límite superior, realmente no hay, sólo es cuestión de evaluar porque con el paso del tiempo se atrofian los tejidos faciales, entonces ya no es tan conveniente realizar la operación”.

Si ya tomaste la decisión, prepárate para 15 o 20 minutos de emoción. “La duración de la operación depende de la técnica y experiencia del cirujano, pero en general es bastante rápida. Se aplica anestesia local –Xilocaína– para adormecer los nervios y no mucho más; es como sacar una muela del juicio”, expresa el fundador de PlasticSurg, clínica ubicada al sur de la CDMX.

 

¿Dónde quedó la bolsita? La actriz Lucy Hale es un buen ejemplo de éxito hablando de bolsas de Bichat. De ser una chica con la cara redonda y el cabello siempre al frente para disimularlo se convirtió en una mujer sexy de rasgos más afilados. ¡La magia de la cirugía!

 

Previo a la cirugía habrá que realizarse algunos estudios pre-operatorios; posterior a ella, el doctor recomienda dieta líquida durante tres días, hacer enjuagues bucales cada seis horas y después de cada alimento, y no realizar ejercicio intenso en al menos una semana. “Se pueden recetar medicamentos –antiinflamatorios y antibióticos– antes y después de la operación con el fin de evitar una inflamación severa. Pero en realidad si hay muy poco trauma a nivel bucal, lo cual se logra con una buena técnica, sí te vas a inflamar pero muy poco”, asegura.

Con una oferta de doctores y presupuestos tan vasta como la existe en la actualidad, ¡teníamos que preguntar!: ¿qué pasa si todo sale mal? “Lo que puede pasar es que te inflames muchísimo o que desarrolles un proceso infeccioso. La boca es de las zonas más sucias del cuerpo por la cantidad de bacterias que en ella habitan, entonces un procedimiento mal realizado puede provocar un absceso o una infección. Otro detalle a tomar en cuenta es que el paciente no sea alérgico a la Xilocaína; es raro, pero se da, y eso podría provocar un choque anafiláctico”, ahonda Pérez, quien ha perfeccionado su técnica realizando estancias en el extranjero.

Para más información, visita www.drfranciscoperez.org y www.plasticsurg.mx o llama al 55 4499 1443