Search for content, post, videos

Restaurantes famosos, por ser propiedad de famosos.



10 restaurantes propiedad de estrellas de Hollywood

Ubicación: Greenwich Street, 37 (Nueva York)

Propietario: Robert De Niro, todo un empresario hostelero de altos vuelos. Su grupo empresarial Myriad Restaurant posee ocho locales entre Nueva York, Los Ángeles y Londres. Eso sí: este fue el primero de sus negocios.

Plato estrella: Escalopes de pescado (21,40 €)

Una crítica: “Es posible que tengas la suerte de encontrarte con ‘Bobby’, pero lo más seguro es que te encuentres con miríadas de turistas esperando que se asome por el local”. (The New York Magazine).

The Writer’s Room

Ubicación: Hollywood Boulevard, 6675 (Los Ángeles)

Propietario: Con ese nombre, no podía ser otro que James Franco. El actor más bohemio considera este lugar su pequeño rincón privado (aquí es donde convocó su fiesta post-gala de los Oscar, aunque no se presentó a ella) y hallar su ubicación es más bien difícil.

Plato estrella: Más que un restaurante, aquí estamos hablando de un lounge bar a la vieja usanza. Los afortunados que han podido entrar hablan maravillas de su carta de cócteles, a cargo del mixólogo Daniel Nelson.

Una crítica: “Pequeño, oscuro y fuertemente vigilado, sus alfombras orientales y una conveniente salida para fumadores le confieren la mística del viejo Hollywood”. (Los Angeles Times)

Café Zoetrope

Ubicación: Kearney Street, 916 (San Francisco)

Propietario: Cuenta la leyenda que un joven Francis Ford Coppola pasó cierto día frente al histórico Edificio Sentinel y exclamó: “Algún día, lo compraré”. Lo hizo, y en él inauguró este coqueto café-restaurante, uno de esos negocios con los que compensa sus pérdidas en el cine.

Plato estrella: Por supuesto, aquí manda la gastronomía italiana, pero con incursiones exóticas como ese asado de tira a la argentina, por unos módicos 10,35 €. La carta de vinos, muy amplia, procede de los viñedos del propietario en el Valle de Napa.

Una crítica: “La comida, estupenda: la pizza cuatro estaciones era perfecta. El servicio, amistoso y dispuesto a ayudar. El ambiente, divertido y con encanto”. (Yelp.com)

Dolce Enoteca

Ubicación: 19 Street NW, 261 (Atlanta)

Propietarios: Lectores, estamos ante un local que rebosa amor. Y es que sus dueños no son otros que Ashton Kutcher Demi Moore, la pareja ‘yogurín + madurita’ más amartelada de Hollywood. Los colegas de él en Aquellos maravillosos 70 también participan en el negocio, que posee otros locales en Nueva York y Los Ángeles.

Plato estrella: La carta del local recomienda el ‘Daily Salmon’, un plato de pescado “siempre cambiante” cuyo precio varía según temporada. Pedir unos tagliatelle de marisco te saldrá por 16,50 €.

Una crítica: “Aporta cocina italiana clásica y moderna, buenos vinos y un ambiente cálido”. (Opentable.com)

Mission Ranch

Ubicación: 26720 Dolores Street (Carmel, California)

Propietario: En su feudo californiano de Carmel, localidad de la que fue alcalde, Clint Eastwood posee este descomunal rancho reconvertido en restaurante y hotel de lujo con campo de golf y pistas de equitación. Por una vez, según los testimonios, aquí sí que suele ser habitual ver al dueño alternando con la clientela.

Plato estrella: La carta incluye unas aclamadas costillas de cordero con guarnición de verduras y patatas por 24,16 €. Cosa rara, puesto que Clint es vegetariano.

Una crítica: “Las bebidas son las más baratas de la zona, y Clint suele pasarse por aquí cuando no está rodando. Todos los menús incluyen un entrante de sopa o ensalada”. (The New York Times)

Tagine


Ubicación: N. Robertson Boulevard, 132 (Beverly Hills)

Propietario: Ryan Gosling 

Tanto le agradan los sabores del norte de África al actor de Half Nelson El diario de Noa, que ha fundado este local para introducirlos en el mercado californiano. El restaurante se encuentra en el distrito 90211 de Beverly Hills.

Plato estrella: Un tallín (guiso) de cordero a la miel con siete especias y cuscús te saldrá por 17,25 €.

Una crítica: “Ligero y delicioso, el menú de Tagine es perfecto para celebraciones familiares, ya que no ofrece muchas sorpresas”. (Los Angeles Times, vía calendarlive)

Dominick’s

Ubicación: 8715 Beverly Boulevard (West Hollywood)

Propietarias: Nada menos que Laura Dern Rose McGowan unieron sus capitales para adquirir este selecto local hollywoodiense, abierto (según proclama su web) en 1948. Entre sus habituales en aquella época destacaban Frank Sinatra Dean Martin.

Plato estrella: Las aclamadas alcachofas a la parrilla, una especialidad de la casa (8,28 €).

Una crítica: “El restaurante mantiene su atmósfera cool, y sus dueñas se han esforzado para que uno pueda imaginarse a Sinatra o Dean Martin asomando por la puerta”. (Yelp.com)

House of Blues

Ubicación: Doce sucursales en EE UU. En Los Ángeles, lo encontrarás en el 8430 de Hollywood Boulevard.

Propietario: Con ese nombre, no podía tratarse de otro que Dan Aykroyd, el flaco de los Blues Brothers, que abrió el primer local de la cadena en 1992 junto a Jack Tygrett (fundador de los Hard Rock Café). Los House of Blues operan simultáneamente como restaurantes y salas de conciertos.

Plato estrella: La carta ofrece una jambalaya, el histórico guiso sureño de arroz tan similar a nuestra paella, junto a otros platos soul food. Los domingos se ofrecen conciertos de música gospel y un brunch con buffet libre. Eso sí: no indica precios.

Una crítica: “Aparte de los aperitivos de marisco, que eran excelentes, el menú resultó demasiado caro y corto en sabor”. (Traveladvisor.com)

Southern Hospitality

Ubicación: Dos locales en Nueva York, uno en el 1460 de la Segunda Avenida, otro en el 645 de la 9ª Avenida (zona de Hell’s Kitchen)

Propietario: Tanto ir de soulman fino por la vida, tanto arrimarse a David Fincher, y resulta que cuando Justin Timberlake abre un restaurante, éste resulta una franquicia de locales de comida sureña. El cantante también tiene una pizzería, Destino, en la Primera Avenida.

Plato estrella: Según avisan los críticos, es mejor no perderse las costillas de lechal (15,84 €).

Una crítica: “Más allá de las barbacoas, ofrece un montón de entrantes olvidables (cuando no lamentables) y un montón de fritanga”. (The New York Times)

Do Hwa

Ubicación: Carmine Street, 55 (Nueva York)

Propietario: Por segunda vez, un director se asoma a nuestra lista… Y este no es otro que Quentin Tarantino. Fiel a su amor por todo lo asiático, el genio de la gran mandíbula ha invertido en este local de comida coreana en el Greenwich Village. Ojo: su web no da señales de vida.

Plato estrella: Como es habitual en estos locales, Do Hwa permite al comensal cocinar él mismo su carne en un grill dispuesto a tal efecto. Una cena te saldrá por alrededor de 22,77 €.

Una crítica: “Ha traído la barbacoa coreana al West Village sin el peaje de las aglomeraciones y la música pop a todo volumen”. (Village Voice)