Search for content, post, videos

Primavera y glamour, los hot spots para vacacionar

Con la llegada de la primavera todo mundo comienza a buscar las mejores playas para correr y darse una escapada.

A nosotros nos gusta más otro tipo de atmósfera que irá muy bien con la primavera pero que es una opción completamente diferente a los viajes típicos.

Dejamos atrás a los grandes hoteles all inclusive, y nos vamos a la montaña, a explorar aguas termales que ademas de brindar calor en esta primavera, les brindara una experiencia relajante bastante certera.

Baños Gellért – Budapest, Hungría

En términos de su fama internacional y prestigio cultural, las aguas termales son la vida aquí en Budapest lo que los canales son a Amsterdam: una característica geográfica esencial, imposible de imaginar vivir sin ella.

Una red de baños termales se encuentra encima de los manantiales, y el favorito es el Gellért, junto al río Danubio. La mejor parte de la experiencia Gellért es su diseño.

Los primeros elementos tienen un siglo de antigüedad, y los nerds de la arquitectura pueden pasar todo el día rastreando cómo el Art Nouveau se funde con el Art Deco. En la sección interior, que tiene seis piscinas y un techo de vidrio que se puede abrir en verano, las paredes están revestidas con azulejos de color turquesa engalanados con lunares de colores aplicados.

Y no todo es solo por apariencia: una incrustación de mosaico funciona como un panel de información, que les indica la temperatura del agua. Pero también hay un componente al aire libre, con una piscina de agua fría que imita al mar, completa con una máquina de olas que data, increíblemente, de 1927. Es como estar en el océano.

Pamukkale, Turquía

Una vez que hayan llegado a Estambul, aventúrense al sur del país y encontrarán una pequeña aldea mágica llamada Pamukkale, una ciudad cuyo nombre literalmente se traduce como “Castillo de Algodón”.

Pamukkale cuenta con una serie de cascadas y piscinas termales de color azul que miran serenamente sobre las llanuras de Denizli. Formado durante muchos siglos a partir de más de una docena de aguas termales ricas en minerales que se derraman sobre la empinada ladera, los estanques tienen estalactitas plateadas.

Encima de todo esto se encuentra un tramo de ruinas, recuerdos de la ciudad romana de Hierápolis, y cerca, columnas abandonadas adornan el estanque antiguo en el que Cleopatra supuestamente se bañó una vez.

Dunton -Dolores, Colorado

 Lo que atrae a las personas a este lugar es la tranquilidad que brindan los manantiales y los sitios como Moab, Yellowstone y Grand Tetons.

Dunton tiene un manantial y es hermoso. La mejor parte es levantarse temprano y dirigirse a los manantiales al aire libre, donde el vapor se eleva del agua, se pueden sumerger en el agua y escuchar a los pájaros; es una experiencia increíble.

 El lugar realmente está en el medio de la nada, allí afuera, la naturaleza es el rey.

Reykjadalur, Hveragerði, Islandia

Parece una escena perdida de The Hobbit, y de hecho cualquier paisaje que se parezca tanto a la Comarca es casi demasiado fantástico para creerlo. Pero ahí está, a 40 kilómetros de Reikiavik, yendo de excursión a un paisaje de verde impío.

Este paisaje continúa hasta que se encuentran con un río sinuoso, a través del milagro de la naturaleza, a la temperatura precisa de un baño perfecto. Islandia es pésima con agua geotérmica, y podrán encontrar piscinas

.Sin embargo, hay algo atractivamente salvaje y libre de bañarse en un río geotérmico., simplemente elijan un lugar desalojado, desvístanse a plena luz del día, dejen la ropa a la orilla del río y a disfrutar.